Adega Condes de Albarei - Bodega Pazo Baión

En el universo del vino, el tiempo es un regalo. La confirmación de un trabajo bien hecho. Por eso el de Pazo Baión es un proyecto vitivinícola singular. Distinto. Que bebe de cinco siglos de historia para construir un legado que habla de cultura y arquitectura, pero sobre todo de vinos Albariños. Al fin y al cabo, las primeras referencias bibliográficas sobre la propiedad datan del siglo XV, por aquel entonces bajo la titularidad de los señores de Soutomaior. Es este un viaje que recorre la historia de Galicia. De sus familias más poderosas. Como los Figueroa o los Sarmiento, titulares del pazo hasta que en el siglo XVIII pasó  a manos de los Condes de Priegue. Pero es, por encima de todo, un relato de incalculable valor sobre la cultura del vino en las tierras de Breogán. No en vano, hay testimonios documentales fechados en 1731 que certifican el cultivo de vides en la finca, con total seguridad, viñedos de Albariño. Una vocación que ha permanecido hasta nuestros días. A comienzos del siglo XX, Don Adolfo Fojo Silva, un acaudalado emigrante gallego retornado de Argentina, compra la propiedad y pone en marcha una ambiciosa reforma del antiguo pazo. Deja atrás la sobriedad de los siglos anteriores para construir las dos torres de corte victoriano, una bodega, vaquerías…  Por aquel entonces, la mayor parte de la superficie de la finca se destinaba al cultivo de cereal y al pasto del ganado. El vino, con todo, seguía estando presente. Los propietarios mantenían una notable producción para posteriormente destinarlo a la comercialización. Fue en los años 70 cuando los últimos herederos de Don Adolfo Fojo venden el pazo a una sociedad que, además de instalar en la finca una de las más modernas industrias lácteas de Galicia, realiza la primera plantación técnica de Albariño de Rías Baixas. Un viñedo que se acabaría convirtiendo en una referencia para los profesionales del sector. Finalmente, y tras pasar por las manos de diferentes propietarios, el 16 de julio del 2008 Adega Condes de Albarei adquiere la Bodega Pazo Baión. Arrancaba entonces la era de mayor esplendor. Una etapa caracterizada por el ambicioso proyecto con el que desembarcaron los nuevos propietarios. Un proyecto sustentado sobre tres pilares fundamentales: La elaboración de albariños de extraordinaria calidad a partir de un concepto de vinos de pago. La creación de un centro de enoturismo de referencia. El impulso a un ambicioso programa social. Todo, a partir de una recuperación arquitectónica ejemplar que pone en valor el incalculable patrimonio cultural e histórico que posee Adega Condes de Albarei – – Bodega Pazo Baión.

Mostrando los 10 resultados

error: Content is protected !!