Adega do Ricón

Adrián Simón Ricón, es un pequeño viticultor de veintiséis años que decidió hacer vino con las uvas que produce en los viñedos familiares. Decidio crear una pequeña bodega llamada Adega do Ricón para hacer todo el proceso de elaboración del vino, desde la planta hasta la botella, creando vinos con mucha personalidad. Adega do Ricón se encuentra en la localidad rural gallega de Arbo, separada por el río Miño de Portugal, esta tierra se caracteriza por el buen vino y la lamprea. La bodega se encuentra en la planta baja de la casa de sus abuelos. La documentación data de las primeras viñas en 1902, donde sus antepasados cultivaban uvas para producir vino para su propio consumo. Más tarde, su abuelo, Luis Ricón Pérez, plantó la mayoría de cepas en 1965. Las viñas se cultivan en un sistema de minifundio típico de la zona, debido a la orografía. Suman un total de 2 Ha divididos en 13 parcelas. Las uvas de las fincas son: un 85% uvas blancas autóctonas, predominantemente la variedad Albariño y, en menor medida, Loureira, Treixadura y Godello. El 15% restante son uvas tintas autóctonas y encontramos variedades como Souson, Mencia, Caiño Tinto, Espadeiro y Brancellao. Siempre le apasiono la idea de hacer vino. Las viñas se le hacían grande a su abuelo, y cada vez era menos rentable la venta de uvas en un sistema de minifundio. Entonces tomo la decisión de elaborar vino con esta uva. Para ello, ha estado sumando conocimientos técnicos a la experiencia adquirida en su vida al trabajar desde pequeño en el campo con su abuelo, y así poder hacer todo el proceso y sacar al mercado unos productos únicos de alta calidad. El trabajo en el campo trata de ser lo menos intervencionista posible. En el que las cepas producen una uva de alta calidad con una buena maduración que sean reflejo del clima y el suelo de la zona donde se encuentran. En el manejo del cultivo no se utiliza herbicida en ninguna parcela.

Mostrando los 6 resultados

error: Content is protected !!